Consejos para bañar a tu bebé

Este es uno de los hábitos higiénicos más importantes de cualquier persona y, en el caso de los más pequeños debe ser un momento placentero y no de tensión. Para los que pudiera parecer una pesadilla se la debería transformar en otro momento de juego ya que a estas edades, todo se lo aprende jugando.

Se recomienda la utilización de juguetes aptos para el agua o el ejemplo de los mayores como permitirle al niño que le lave la cabeza al adulto dejando que se le realice peinados divertidos como motivación para la experiencia del baño.

Con respecto a los detalles higiénicos, es necesario que la bañera, tina o lo que fuere, esté bien limpia, tenga en cuenta que hay productos destinados para esto. A la hora de enjabonar a su bebé, utilice sus propias manos ya que no es recomendable el uso de esponjas que no solo irritan la piel suave del bebé, sino que también permiten que los gérmenes queden alojados en los poros de la misma y sea doblemente riesgoso.

Es recomendable mantener el cabello corto ya que son pocos los niños que disfrutan el lavado de este, también ayuda utilizar champú infantil para evitar la irritabilidad de sus ojos que pudiera convertir la experiencia del baño en algo negativo, como nos indica la doctora Martín, directora de la Clínica de Cirugía Estética Cocoon en Granada.

Otros hábitos necesarios de higiene son el lavado de las manos durante el día. Para esto, es necesario facilitarles a los niños que tienen edad suficiente para manejarse solos, un taburete para poder utilizar el lavamanos cuando les sea necesario.

Y por último, el mantenimiento de las uñas de los pies y las manos cortas es una manera de evitar que los gérmenes se acumulen en esas zonas y que pudieran rascarse, permitiendo así, un cuidado integral del cuerpo de su hijo.