Reflexología podal para bebés

Reflexología podal ayuda a reforzar y equilibrar el sistema inmunológico del bebé, para que este se desarrolle y cumpla sus funciones de la mejor forma posible, sumamente importante ya que puede ayudarle al niño a combatir toda una serie de gérmenes y sustancias ajenas que pueblan el medio ambiente donde el niño se está criando.

Te ayuda a evitar infecciones, combatir alergias, etc. Se debe tomar en cuenta que durante esta etapa temprana del ser humano, el sistema inmune madura y se forma para ayudarnos el resto de nuestra vida a nuestra inmunidad.

Favorece y apoya el desarrollo de la capacidad auto curativa del cuerpo.

A diferencia de los medicamentos convencionales, los cuales sólo provocan que el cuerpo se vuelva flojo para defenderse y sanarse al estar enfocados solo en quitar el síntoma, irritándolo artificialmente, la reflexología podal en los niños ayuda a que su propia capacidad curativa se estimule y desarrolle, haciéndoles fuertes y resistentes antes enfermedades, contagios y afecciones de todo tipo, como nos indica la doctora Martín, directora de la Clínica Cocoon de Cirugía Estética Granada.

Los niños crecen más sanos y menos dependientes a doctores y medicamentos.

Mediante la reflexología podal, se le puede ir enseñando al pequeño, a que su cuerpo tiene la asombrosa capacidad curarse y repararse por sí mismo, y que sólo basta que lo ayudemos un poco con formas externas, como el masaje en los pies.

Esta práctica le estimulará una confianza en su cuerpo y sus capacidades, y se le estará preparando para que sus hábitos de vida sean más saludables y no dependa de medicamentos ni fármacos como única alternativa para sanarse, como está acostumbrada muchas personas.