Cuidado con el agua que le das a tu bebé

Obviamente que el alimento por excelencia que debe recibir un bebé es la leche materna. Esto no sólo es una recomendación de la medicina pediátrica, sino que es una necesidad fisiológica del bebé; el cuerpo del bebé lo pide así.

Hasta los seis meses los bebés sienten hambre y sed de leche materna, y si lo ves con hambre o sed en lo posible no te desvíes de tu pecho. La actitud propia de algunos padres puede ser la de darle agua al bebé, pero antes de los seis meses esto puede acarrearle problemas que pueden llegar al punto de la intoxicación.

Un exceso de agua en el organismo de un bebé menor de seis meses puede causarle serios problemas como la pérdida de sodio, lo cual puede generar una intoxicación que si no se trata y rebasa ciertos límites podría hasta matarlo.

Por ello intenta no cometer estos errores antes de los seis meses de edad, y siempre consulta a tu pediatra en caso de que veas un comportamiento extraño en tu bebé, pues podría tratarse de una intoxicación.