Hombres embarazados

Del llamado embarazo masculino ya hemos hablado. Sus signos son similares a los de otras enfermedades gastrointestinales, y de hecho se pueden confundir con las mismas… la diferencia es que las causas del malestar son otras.

Obviamente, las molestias del embarazo son siempre mucho más marcadas en la mamá, al fin y al cabo ella tiene en su interior al bebé, pero en el hombre (como en la mujer) los síntomas de la gestación también se sienten.

Todo depende de la personalidad. Cuando el hombre es muy nervioso, la sensación de ansiedad va a ser mayor, mientras que si es una persona más relajada, reflejará menos angustia en su salud.

Varía de acuerdo con la personalidad. Si el hombre el es mas nervioso, va a tener más ansiedad, si es más relajado reflejará menos su angustia en su salud.

La solución esta en involucrarse, en entender que el embarazo no es una enfermedad, su esposa no está enferma, y el embarazo es un asunto de a dos. En la medida en que el hombre se involucra y se comunique con su mujer, asumiendo una actitud participativa en lo que refiere al futuro bebé, su preocupación se aliviara.

Así, la tendencia hoy día, es que el padre asista a los controles prenatales y a todos los pasos en la evolución del embarazo.

Indicadores del síndrome de covada:

  • Aumento de peso
  • Cambio en los hábitos alimenticios (si comía mucho, pierde el apetito y viceversa)
  • Antojos repentinos
  • Dolores de cabeza
  • Variación en el estado anímico
  • Preocupación excesiva por la situación económica
  • Aumento en el consumo de cigarrillo
  • Tensión muscular constante
  • Sensación de plenitud después de comer